La tía buena, el doctor y el raro

La nueva serie del chico-maravilla no acaba de arrancar. Los malos-malos se suceden uno tras otro, sin que nos importe lo más mínimo lo que les ocurre o ocurrirá.

El entrañable Jorge García parece completamente desorientado en su papel de geek sabelotodo y sensible, sin gigantescos planes cósmicos que están a punto de aniquilarlo.

El (pétreo) rostro de Neill no deja un segundo de expresar su enfado por haberse embarcado en esta aventura. Sigue teniendo algún momento inspirado, al fin y al cabo es un actor sólido, pero se muere de aburrimiento mientras su talento está siendo infrautilizado.

La tía buena, efectivamente, está buena, pero me temo que la Fox ha vetado los escotazos que lucía al principio. Y si no la van a dejar repartir unos cuantos sopapos de vez en cuando, se queda en muy poco la pobre.

Había otra tía buena, en versión chica-lista-exótica, pero la han mandado al limbo del personaje en estado de coma, por lo que el hecho de que aparezca o no podrá ser utilizado de forma aleatoria.

En definitivas cuentas, ¿qué nos queda hasta ahora? Una tía buena y algún comentario simpático del raro/misterioso. Demasiado poco. Para eso ya tenemos a María Teresa Campos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s