Hasta luego y gracias por el pescado

El devenir de los acontecimientos se ha tornado azaroso. No sé qué va a ser de mí. Espero que la inminente visita papal cambie mi vida radical y definitivamente. En espera de la buena nueva, parece conveniente la mudanza.

Este piso de wordpress se me antoja muy grande a mis actuales necesidades y posibilidades. Es por ello que he alquilado uno más pequeño, que estoy decorando poco a poco desde hace unos días. Por aquí vendré muy de tarde en tarde, para pasar el plumero y regar las plantas.

Muchas gracias a los que se han detenido aquí y han echado un vistazo, y como diría el clásico, nos vemos en los bares.

Sincerely yours,
pezhammer

Tranquilo, amigo, zurrar a tu mujer es cool

Esta mañana, hojeando el dominical de un diario de la derecha cavernícola (aunque añadir el adjetivo cavernícola es algo claramente tautológico), amén de ver a un supuesto escritor con camisa falangista hacer el saludo fascista brazo en alto, he averiguado que en la sociedad conservadora patria está de moda ser políticamente incorrecto. E identificar lo políticamente incorrecto con el fascismo, el racismo, la xenofobia, la intolerancia, el integrismo católico, el machismo, la burricie acientífica, el sexismo, la irresponsabilidad, la violencia de género, la crueldad contra los animales y la mala educación.

Obviamente, si se ponen así las cosas, me obligan a ser un defensor visceral y convencido de lo políticamente correcto.

Y por si no lo sabían: Franco era de izquierdas. Y habría que edificar en la Amazonía.